Relatos en cadena 2016-2017: semana 5

microrrelato

Hace años que sigo este concurso literario y radiofónico a partes iguales. Las bases para participar están aquí.

He enviado cosas alguna vez, aunque sin la constancia de presentar un microrrelato cada convocatoria. Esta temporada ya va por la quinta semana y he conseguido presentar dos.

Gran parte de culpa la tiene un compañero que actualiza su blog TODOS los días —me canso sólo de pensarlo— y que nos anima a dedicar un rato a la tarea de escribir un microrrelato en cien palabras y participemos. De momento lo voy a intentar y, si me acuerdo, colgaré por aquí el resultado del combate mental de contar una historia en tan poco espacio; me he puesto de límite para esta tarea una hora, que si no con cada relectura te entran más ganas de cambiar cosas y no terminas nunca.

El microrrelato de esta semana es éste (en negrita la frase obligatoria de inicio):

Un gran alivio

Cuando se prendieron las cortinas de la cocina Juan estaba limpiando sus últimas poluciones nocturnas avergonzado, con la luz apagada y el pantalón del pijama arrugado a los pies de la cama. El pañuelo de papel no conseguía absorberlo todo y esparcía la mancha cada vez más. Cuando la humedad alcanzó el tamaño de un balón de playa, Juan se obligó a levantarse a buscar una bayeta. Se puso el pantalón, caminó hacia la cocina y entonces una sonrisa le iluminó la cara: ya no tendría que preocuparse por la mancha de la sábana.

Hasta la semana que viene si la constancia lo permite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *